Digitalización de signos tipográficos

POR NAZARENO ALMIRON Y PAULA CAIA

Hasta 1985 la creación de fuentes era un dominio exclusivo de las fundiciones de fuentes tradicionales y arraigadas. Con la aparición de softwares como Fontographer (ese mismo año), el proceso de crear tipos se podía poner en manos de un diseñador gráfico normal y corriente. Esta democratización de la creación de fuentes tuvo como resultado, en sus primeras etapas, una explosión de estilos de fuente experimentales y posmodernistas. Pero la nueva generación de diseñadores de tipos fue madurando, del mismo modo que sus herramientas.

Existe una clara diferencia entre diseñar glifos y convertirlos en fuente digital.

Diseñar glifos acaba dependiendo también del dibujo vectorial digitalizado, no es lo mismo lo que se dibuja o se planea, que el dibujo final. Es prácticamente imposible que el dibujo inicial de un glifo no sufra múltiples cambios (aunque sean muchos detalles inapreciables) para formar parte de una familia tipográfica.
El diseño de tipos es el reino del “detalle” y se trata de una tarea en la que el diálogo entre la pantalla del ordenador y el papel impreso es constante, comprobando a cada paso la validez de nuestras decisiones de diseño. Pequeñas decisiones: curvas, remates, contrastes, formas, contraformas, que generan tipos diferentes totalmente unos de otros y que hacen de la educación de nuestro “ojo” una tarea vital.

Términos que debemos conocer antes de empezar

Carácter. Se trata de la unidad mínima de escritura, con una identidad claramente definida: parte del alfabeto, una letra, un dígito, un ideograma o un símbolo. Los caracteres son entidades abstractas sin una imagen concreta estrictamente definida. Las computadoras almacenan caracteres en su memoria por medio de códigos numéricos.  Un archivo de texto contiene secuencias de códigos de este tipo que representan cadenas de caracteres.

Glifo. Es el elemento básico de una fuente, la imagen que se muestra en la pantalla o se imprime. Es una representación gráfica de un carácter, de varios o de parte de un carácter. Además de la apariencia visual (su imagen) un glifo también tiene representación digital.
Un glifo se puede representar mediante un mapa de bits capaz de reproducir la imagen del glifo sólo en un tamaño específico. Lo más común es que el glifo consista en perfiles de escala variable para poder reproducir la imagen del glifo en cualquier tamaño. Los caracteres, entonces, son componentes abstractos y conceptuales de un texto, mientras que los glifos son los componentes concretos y visuales de un texto fijado de algún modo.

Fuente. Un estilo de fuente es un estilo concreto de un alfabeto, un conjunto de glifos diseñados con una misma idea de diseño. Una fuente es un archivo digital (o varios) que contiene una representación digital de un estilo de fuente. Una fuente contiene una colección ordenada de glifos junto con información adicional que define las relaciones espaciales entre los glifos (medidas e interletraje) además de parámetros centrales encabezado de fuente, como nombres, información de derechos de autor, valores de espaciado, etc.

Familia de fuentes. Una familia tipográfica es una colección de fuentes que representan variables que comparten el mismo estilo: diferentes proporciones en el ancho (condensada, normal, expandida), inclinación (normal o cursiva), grosor del trazo (blanca, mediana, negra) terminaciones del trazo (serif o sans serif) y otros aspectos estilísticos.
Por ejemplo, “Times Bold Italic” es un estilo de fuente que pertenece a la familia “Times”. “timesbi.ttf”, “Times-BolIta.otf” y
“tmbi____.pfb” son fuentes diferentes que representan el mismo estilo de fuente en formatos digitales diferentes.
Las familias tipográficas contienen normalmente entre una y varias docenas de fuentes.

Captura y digitalización de signos

Cuando hablamos de diseño de tipos a veces tenemos la sensación de que es un proceso fácil, y que programas informáti-cos como FontLab o Fontographer nos ayudan sobremanera a conseguir el objetivo. Tenemos que tener en cuenta que debemos familiarizarnos con las herramientas informáticas si se quiere ser ágil y evolucionar el diseño de la fuente.
Además de dibujar letras, el diseñador de caracteres tiene que tener conocimientos de codificación, retoques, características de diseño y diversos parámetros para establecer dentro de una fuente.
En principio es un trabajo más cercano al diseño de las formas más que de la programación, aunque hay que pasar por ellas para conseguir terminar una fuente digital.

Captura de signo por escaneo:

  • Requiere escasa preparación previa.
  • Se obtiene buena definición y calidad iluminación pareja y controlada.
  • No presenta problemas derivados de la perspectiva.
  • El flujo de trabajo que resulta dinámico y seguro.

Por captura fotográfica:

  • Requiere preparación previa.
  • La definición y calidad es variable.
  • No presenta problemas derivados de la perspectiva.

Características de la imagen que debemos obtener

digitalizacion-4

Independientemente de la técnica que utilicemos para digitalizar los signos que obtuvimos con técnicas manuales, el resultado debe ser el mismo:
a. La imagen deberá ser plana, es decir sin ningún tipo de deformación a causa de la perspectiva o irregularidades en el papel.
b. El contraste de color deberá ser sumamente alto, por un lado para que la figura y el fondo queden bien diferenciados y los colores que las conforman se vean plenos (sin texturas, marcas, gradientes, etc), y por el otro los bordes tienen que estar lo más definidos posibles, sin que el pasaje de figura a fondo sea de forma gradual. Deberá evitarse el contraste máximo en donde el pasaje de blanco a negro se realiza sin grises intermedios y las formas se recortan de manera irregular, ya que esto puede provocar ruido en la información obtenida en el proceso de tracing.
c. La resolución de la imagen no deberá ser ni demasiado pequeña como para perder los detalles más sutiles, pero tampoco demasiado grande como para demorar el proceso. Por lo general con una resolución de imagen entre 1 y 3 megapíx-eles los resultados son óptimos.
La forma y la contraforma deberán estar limpias de cualquier elemento que sea ajeno al signo: esto abarca la presencia de otros signos en el encuadre, rastros de trazados utilizados en el proceso de dibujo, cintas, manchas, etc.
d. El encuadre deberá ajustarse lo mejor posible al signo, que quede sólo un pequeño margen alrededor del mismo.
e. El modo de color, antes de guardar la imagen, deberá ser convertida desde el modo de color RGB hacia Escala de grises. Los formatos de archivo posible depend-erán del software de trazado a utilizarse, siendo los más comunes JPG o TIF. En el caso del JPG, evitar utilizar una calidad de compresión menor a 9/12.

apunte_digitalizacion

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada